¿CÓMO ABRIR UNA BOTELLA DE VINO? CON Y SIN SACACORCHOS

Descorchar un vino parece sencillo, ¿verdad? Pues a veces se convierte en una pesadilla: No somos capaces de introducir la espiral, se nos tuerce, nos cuesta mucho tirar de él para que salga…  y lo peor… se nos ¡rompe! Y es que el corcho es fundamental para mantener vivo el vino durante toda su guarda hasta el momento de disfrutarlo. Y si seguimos estos sencillos pasos, evitaremos que el corcho se rompa y presentaremos el vino limpio de microgranos de corcho flotando en nuestras copas.

Cómo abrir una botella con sacacorchos

Los profesionales de esto, que los hay – sumilleres – siguen hasta 19 pasos cuando abren y decantan un vino. Nosotros, nos vamos a centrar en la mejor manera de hacerlo en casa, sin la mirada incisiva de los clientes. Para asegurarnos de un buen descorche seguiremos el siguiente decálogo:

  1. Poner la botella en vertical.

  2. La etiqueta debe mirar hacia el resto de comensales. Si no mira, tampoco pasa nada.

  3. Cortar la cápsula por debajo del gollete, que es la parte que sobresale en el cuello de la botella.

  4. Introducir la espiral del sacacorchos apretando y girando a la vez. Hay que hacer diana en el centro para evitar que se nos tuerza y acabemos rompiendo el corcho.

  5. Hacer palanca con el primer apoyo del sacacorchos de dos tiempos.

  6. Una vez que han salido aproximadamente cinco centímetros del corcho, usar el segundo apoyo del descorchador.

  7. Evitar hacer ruido en el momento de sacar el corcho. Pero si te gusta el sonido que hace una botella de vino al descorcharse, no estaremos allí para juzgarte.

  8. Debemos asegurarnos que no queda ningún resto de corcho en el vino.

  9. Oler el corcho para asegurarnos que está correcto. Se busca un olor muy característico a humedad que indicaría que el corcho no está en buenas condiciones y posiblemente haya trasladado esos aromas al vino.

  10. La mejor parte: Disfrutar del vino y si es en buena compañía, mejor.

 

PRADOREY TIENDA ONLINE

Cómo abrir una botella sin sacacorchos

Lo vamos a poner más difícil todavía. Nos hemos ido de picnic, tenemos la comida, el vino, las copas, pero nos hemos olvidado el sacacorchos. En estos casos seguro que acudimos a internet donde existen un montón de tutoriales donde hay formas ingeniosas de sacar un corcho sin necesidad del sacacorchos. Tenemos que recordar y advertir, que algunas no son aconsejables por su peligrosidad y por la falta de respeto con el vino. Pero, en caso de urgencia nos pueden sacar de un apuro:

 

descorche perfecto

 

  1. Nos hemos dejado el sacacorchos, pero ¡increíble! tenemos un tornillo y un martillo. En este caso introduciremos el tornillo en el corcho hasta la mitad y, a continuación, con la parte de atrás del martillo diseñada para quitar puntas, y con mucho cuidado para no romper el cuello de la botella, haremos palanca hasta que salga una parte del corcho. En ese momento, ponemos el martillo en vertical y tiramos. ¡AVISO! Se requiere fuerza

  2. AVISO: ¡Solo usar en caso de emergencia! Tras esta advertencia, y si no hay otra opción, encontramos el “sistema del zapato”. En este caso se mete la botella en un zapato plano y se golpea la base de la botella hasta que el corcho sobresalga lo suficiente para que lo podamos sacar a mano. El zapato sirve para amortiguar el golpe y que la botella no se rompa, pero también se puede usar un trapo o una almohada. Cabe decir que este sistema convierte el vino en un batido de uvas fermentadas.

  3. El último sistema es el más pecaminoso, pero seguramente el que más respeta el interior de la botella. Es simplemente empujar el corcho hacia el interior e imaginarnos que es un barquito a la deriva en un mar de vino.

 

Lo mejor para evitar cualquiera de estos sistemas para abrir una botella de vino sin usar sacacorchos es precisamente tener siempre un sacacorchos a mano y, entonces, el disfrute del vino está asegurado.

Te gusta este artículo

Facebook

RECUERDA QUE DESPUÉS DE INICIAR SESIÓN SI QUIERES VOLVER AL CLUB DE EMPLEADOS TIENES UN BOTÓN EN EL PIE DE PÁGINA

popup club empleados