El Buen Alfarero

Vino Artesanal de Tinaja

AÑADA 2017

Elaboración artesanal
Crianza durante 17 meses
en tinaja de barro

120,00 

El Buen Alfarero

El Buen Alfarero es un artesano, alguien que con sus manos va moldeando el barro para hacer piezas únicas, distintas entre sí, y en cada una de ellas va dejando un pedazo de su alma, insuflando vida en cada fragmento que va pasando entre sus dedos. Piezas frágiles desde su origen que se miman y cuidan, y se guardan y se enseñan como si fueran pequeños trofeos que sólo uno puede tener.

Así es este vino, puro y único. Por eso no solo su elaboración es artesanal 100%, si no que con nuestras manos lo hemos vestido para que no haya dos botellas iguales. Piezas imperfectas pero maravillosas. Pequeñas conquistas que querremos enseñar y disfrutar con los nuestros.

Este privilegio solo lo podrán disfrutar unos pocos,  ya que sólo hemos elaborado 1.614 botellas que os ofrecemos en estuche individual de madera numerado a mano.

cata de vinos
  • Pago Hoyo Dornajo. Parcela 114.
  • Altitud: 830 m.
  • Pendiente del 10% y orientación Noreste-Suroeste, cuyos suelos contienen una alta concentración de arcillas calcáreas.
  • 95% Tempranillo y 5% Albillo.
  • Vendimia manual y pisado de uva.
  • Producción limitada: 1.614 botellas.
tinaja
  • 1 año, 5 meses y 8 días de crianza en tinajas de barro centenarias.
cata del vino
  • Vista: Color rojo violeta, con intensos matices azulones, capa media y brillante.
  • Nariz: Intensidad alta, destacan los aromas afrutados como la fruta roja; muy franco.
  • Boca: Elegante, sabroso ,mineral  y muy fresco. Combina la fruta roja con la negra. Paso por boca muy agradable. Taninos redondos y aterciopelados con un final muy elegante, sutil y con alma.
maridaje
  • Embutidos y quesos semicurados. Carnes blancas y pescados en salsa. Mariscos.
Terruño medio

Compra online nuestros vinos

Envío gratis a partir de compras superiores a 45€

Directo de la Bodega

Garantizamos la entrega del vino en estado óptimo

Entrega en 24/72 h*

¿ Y si elaboramos un vino como se hacía antes…?

Todo comenzó con una idea que se fue materializando poco a poco en ilusión, pasión, búsqueda, entrega, tesón, ganas, emoción… Y si… ¿elaboramos un vino como se hacía antes? Y se encendió una chispa que nos llevó hasta Quismondo y Chozas de Canales, Toledo, donde desenterramos 4 tinajas de barro que tenían más de 100 años. Nos las trajimos a la bodega, las limpiamos y colocamos a la vista de todo el mundo.

Elegimos 4 parcelas de 3 pagos: Hoyo Dornajo, La Mina y Salgüero. Recogimos la uva con mimo y cuidado y nos la trajimos a la bodega. Había expectación y estábamos todos nerviosos. Queríamos participar del proyecto, queríamos mancharnos los pies y pisar la uva, y así lo hicimos. Nos las ingeniamos para llenar cada tinaja con uvas de cada parcela, sin mezclar, algunas con rapón, otras sin ellas, clones diferentes… y fermentó con su propia levadura, igual que el resto de vinos de PRADOREY, lo bazuqueamos como se hacía antes y lo dejamos 7 meses en las tinajas. Y, por su puesto, lo íbamos probando, y nos iba entusiasmando y siempre nos quedábamos con ganas de más. Y al final… nos gustó tanto que embotellamos y etiquetamos a mano 1.614 botellas de este milagro vitivinícola.

El Buen Alfarero refleja la sencillez y la pureza de las cosas, nuestro esfuerzo y nuestra pasión como familia,el espíritu pionero de la bodega, el tesón de tirar siempre hacia delante, las ganas de hacer cosas diferentes, de compartir, de disfrutar y todo esto… con una eterna sonrisa.

Reproducir vídeo